Ruta de atención integral

La preservación de las relaciones sociales en la escuela es el baluarte por el cual debe propender toda acción o ruta de intervención en la misma.  

En tal sentido cualquier mecanismo que se construya debe incluir la participación constante de los miembros de la comunidad educativa,  como los son los padres, estudiantes, docentes y directivos docentes, que mediante canales que propicien el dialogo, además de la construcción razonable y responsable de consensos/disensos, para así lograr lo que en una perspectiva Habermasiana se percibe como “entender-se con alguien sobre algo”, lo que de una u otra manera dilata cualquier tensión o mal entendido que desde la comunicación no fue posible.

Es por esto que se propenderá el mejoramiento continuo de las relaciones interpersonales, fomentado lo valores institucionales con el ánimo de prevenir situaciones que coloquen en riesgo la armonía y convivencia escolar.